Miami, amor a primera vista

0 Comments

Miami, amor a primera vista. Foto: Dannebrog

Cuando pienso lo mucho que disfruto de vivir en Miami, me pregunto, ¿cómo no estar enamorada de esta encantadora ciudad? Lo mío fue amor a primera vista, un sentimiento que nació sin expectativas previas y me cautivó de lleno.

¿Cómo no estar enamorada de Miami si me seduce con cada atardecer, con ese cielo que parece pintado a mano; con su mar azul, agua cristalina y cálida que me invita a disfrutar de sus playas?

¿Cómo no caer hipnotizada con sus palmeras a cada paso y su clima exquisito todo el año?

Miami, amor a primera vista. Foto: Kristos_bMiami, amor a primera vista. Foto: Thomas HawkMiami, amor a primera vista. Foto: Lliyan Gochev

Si bien me crié en un sitio donde las cuatro estaciones del año tienen su particularidad, siempre me gustó el verano, cada año lo esperaba, no únicamente por las vacaciones, también porque realmente disfruto del sol, me llena de energía.

Mi ciudad natal, muy cosmopolita, ruidosa y súper poblada, quedó atrás al llegar a este país, mudandome al norte, al estado jardín, donde las bajas temperaturas son un clásico que duran mucho más que cuatro meses, hasta muchas veces el frío polar llega a usurpar el otoño y la primavera. Fue ahí donde en pleno invierno, en un viaje relámpago conozco Miami…y morí de amor. Después de un vuelo de menos de dos horas…parecía que estaba en otro continente, o del otro lado del Ecuador, donde en enero es pleno verano. Pero no, era Miami, la ciudad del sol que me daba la bienvenida como a tantos turistas cada año en todas las temporadas.

Miami, amor a primera vista. Foto: Amichan83

Pero sólo fueron un días y tuve que dejar Miami, volviendo a la rutina…pero soñando en volver. Luego de unos años, en uno de esos viajes a plena aventura donde viajo sola, volví…y poco tiempo después, las circunstancias de la vida (las decisiones tomadas), confabularon para que meses después del segundo viaje…me instalara en Miami Beach, Florida. Sí, comenzar otra vez tiene sus ventajas y desventajas, pero valía la pena apostar.

Miami, amor a primera vista. Foto: Ines Hegedus-Garcia

Su «actitud» de ciudad nueva en pleno crecimiento, me colmó de energía después de tantos días grises del invierno del norte. Su «simpatía» como ciudad con alta diversidad me hizo conocer la posibilidad de fusionar tantas culturas. Su «humildad» me cautivó, si bien no podría comparar Miami con New York City, la ciudad del sol tiene su propio encanto, después de todo cada uno valora diferentes variables en la vida, yo elijo vivir en un sitio donde el clima acompañe todo el año e invite a disfrutar de las actividades al aire libre.

Sus playas y su clima tropical fueron y son las características que me siguen enamorando cada día, después de todo…

¡Vivo en un lugar donde todo el año es verano y donde los demás toman vacaciones!

 

Bye, recuerda que puedo ser tu cómplice en Miami,

Laura

Tu opinión

Categories:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!